Considerada una de las expertas en comunicación verbal y no verbal más relevante de Iberoamérica. Mónica ha impartido clases magistrales y conferencias en España, México, Perú, Colombia, Ecuador, EEUU, y ha sido profesora en universidades de prestigio internacional como la Universidad Europea de Madrid, Universidad de Alcalá de Henares y la Universidad Harvard. Ha sido elegida en 2020 Mujer influyente del año en «The Washington Academy» Premio Napolitan Victory Award.

Entre sus clientes habituales se encuentran equipos y directivos de multinacionales como Coca Cola, Airbus, Calvin Klein, Sephora, Adecco, Banco Santander, Sony Pictures, BBVA, entre otras.

Sus clientes la recomiendan en su faceta como conferenciante y maestra de ceremonias en grandes eventos, donde siempre ejecuta su trabajo con rigor, brillantez y un toque de humor inconfundible.

Una de sus peculiaridades es haber colaborado con el CNP en su faceta de formadora y experta en comportamiento, lenguaje no verbal y detección de mentiras.

En febrero de 2018 publicó el exitoso libro Método BRAVO. La herramienta definitiva (y divertida) para hablar en público de forma brillante en 5 sencillos pasos con Alienta, sello del Grupo Planeta, que en poco más de dos años ha llegado a la 10ª edición y se ha convertido en best seller.


¿Que te parece la iniciativa AEDE de organizar Edu-Con España y los Premios EDE 2022?

Conocí de esta iniciativa precisamente por redes sociales y me pareció muy buena idea. Hoy en día todos los formadores nos hemos tenido que poner las pilas con el tema online. La pandemia nos ha empujado a muchos rezagados, como era mi caso, a adaptarnos de los offline a lo online de una forma vertiginosa y a los que ya estaban en el camino a reinventarse y crear contenido que se diferenciara de su competencia.

Reconocer el esfuerzo de los educadores digitales me parece muy acertado ya que no es fácil digitalizar el conocimiento. Detrás de toda formación, de cada curso, hay un equipo, una planificación y mucho trabajo que no se ve. Valorar esa capacidad para crear contenido que conecta con alumnos de todo el mundo al otro lado de la pantalla es totalmente justo. Así que desde aquí quiero agradecer públicamente la iniciativa de AEDE por dar visibilidad a este sector tan importante para el crecimiento educativo de una sociedad.

¿Qué motiva tu presencia en las redes/plataformas digitales?

Mi principal motivación siempre ha sido democratizar las herramientas de comunicación y oratoria para que todo el mundo aprenda a hablar bien en público y el poder hacerlo a través de plataformas digitales me ha permitido acceder a un alumnado que de otra forma no hubiera sido posible. He dado formaciones y conferencias para multinacionales de diferentes partes del mundo y en mi programa de mentoría online Traspasa la Pantalla, he podido tener alumnos que residían en México, Chile, EEUU, Suiza, Italia, etc. Es una experiencia extraordinaria poder ayudarles a mejorar su comunicación a miles de kilómetros de distancia.

Respecto a las redes sociales, estoy muy agradecida a las personas que me siguen. Me animan a continuar con mi propósito día a día. En ellas mezclo mi vida personal y profesional, creo que también es importante que vean quién está detrás de “Mónica, la experta en comunicación”. No obstante, nunca me olvido de intercalar también contenido gratuito de valor que les ayude a trasladar su idea, servicio o producto de forma más eficaz. Ahora tengo una guía gratuita para superar los nervios a la hora de hablar en público que pueden descargar en www.monicagalan.com/5-tips-para-superar-los-nervios/

¿Cuáles son algunas ventajas y desventajas de desarrollar un trabajo online?

Las ventajas son muchas, ya adelantaba alguna. Una de las principales es poder llegar a personas que presencialmente sería imposible. Otra de las ventajas es que al no tener que ser en directo la creación de contenido digital y de las automatizaciones ofrece la posibilidad de tener más libertad de movimiento y crear ingresos complementarios. Por último, creo que el trabajo online, ahora pienso por ejemplo en las reuniones a través de videollamada, nos ha permitido ahorrar tiempo y energía en desplazamientos. Antes una reunión en mi ciudad me podía ocupar casi una mañana entera. Ahora es una maravilla poder hacer esa reunión de forma telemática. Si lo pensamos es un gran ahorro de tiempo y de gasolina y por supuesto, no hay que olvidar que da mucha más paz mental afrontar una videollamada o formación sin haber sufrido un atasco antes.

Respecto a las desventajas destacaría la pérdida de contacto físico. No obstante, siempre intento que mis formaciones sean online pero en directo precisamente para no perder esa cercanía y feedback con mis alumnos y alumnas. Por último, cuando se trata de formaciones grabadas se pierde la inmediatez en la resolución de dudas. No obstante, para eso también es importante rodearse de un buen equipo que esté pendiente de resolverlas lo antes posible.

¿Se puede vivir exclusivamente de crear contenido digital?

Sí, estoy 100% segura. Es más, tengo muy buenos amigos y amigas que viven exclusivamente de ello desde hace años, mucho antes de la pandemia. Yo por el momento compagino mis formaciones de comunicación verbal y comunicación no verbal presenciales con las online. He creado un híbrido que por el momento me funciona y compagino bien en mi agenda.

Reconozco que lo presencial me encanta, sentir de cerca a mi alumnado o al público, cuando realizo alguna formación o hago de maestra de ceremonias para algún evento, me da un chute de energía. ¡Es puro rock&roll! Me provoca unas sensaciones únicas y no me gustaría alejarme de ellas por completo.

¿Cuáles son los mitos más comunes sobre tu trabajo?

Alrededor de la comunicación hay muchos y grandes mitos. El más frecuente que escucho a las personas que me contactan por primera vez es el típico “con el don de la palabra se nace”. Es uno de los mitos que me toca siempre desmentir. Es cierto, y no lo voy a negar, que hay personas más extrovertidas que otras o personas que destacan por su habilidad para comunicar, pero incluso esas personas me contactan para mejorar y llegar a la excelencia.

A comunicar bien se aprende, para ello estudié durante años qué hacía que un buen orador tuviera el honor de coronarse con ese adjetivo. Hoy tengo la suerte de trasladar todo lo que aprendí través de mi Método BRAVO y aportar a mis alumnos esas claves y herramientas que les permiten hablar en público de una forma brillante.

¿En qué proyectos estás trabajando ahora mismo?

Actualmente combino mis formaciones online y offline. Por un lado, sigo formando a equipos de multinacionales a través de cursos teórico-prácticos y a sus directivos, con sesiones individuales de comunicación, en formato online y presencial.

Y por otro lado, a nivel exclusivamente online, acabo de lanzar el curso Método BRAVO con ocho módulos, con multitud de vídeos, donde desgrano durante ocho semanas minuciosamente todo mi método. Sin duda, es el curso más completo que tengo sobre mi método para aprender a hablar en público y lo he lanzado a un precio muy asequible y con facilidades de pago para seguir con mi propósito de mejorar la comunicación de miles de personas. Por último, contaros mi programa Traspasa la Pantalla que tantas alegrías me ha dado en los últimos dos años. Ya hemos alcanzado la sexta edición. Se trata de una formación online en directo que tiene una duración de dos meses. Se imparte en grupos reducidos de diez personas, y es una mentoría de la que estoy especialmente orgullosa comprobando como mis alumnos y alumnas traspasan la pantalla a través de las diferentes redes y plataformas digitales.

¿Qué te gustaría que supiera la gente sobre tu trabajo?

Lo decía antes, que detrás de cada curso, webinar, formación online al que se apuntan, no solo hablo de mí, hablo de cualquier educador digital, existe un gran trabajo detrás que es importante valorar también. Hay años de formación, muchos libros leídos, muchas horas de guion, de correcciones, de búsqueda de datos y ejemplos para facilitar el aprendizaje, etc. Pero también hay mucha pasión por una profesión o una temática y es una suerte que lo online nos permita compartir ese conocimiento. Como siempre digo “no hay transformación sin formación” y ahora tenemos todo el conocimiento del mundo a un solo clic.

Artículos recomendados