– Profesor de Geografía e Historia

– Creador de contenidos educativos y divulgativos en El Cubil de Peter

– Miembro de la Asociación de divulgación Scenio


¿Qué te parece la iniciativa AEDE de organizar Edu-Con España y los Premios EDE 2022?

La verdad es que me parece una oportunidad realmente buena para que el rico y variado entorno de profesionales que se dedican a la educación y divulgación en plataformas digitales y redes sociales pueda darse más a conocer, y de paso, reconocer  también el valor de su trabajo y la importancia a nivel social de su labor.

¿Qué motiva tu presencia en las redes/plataformas digitales?

Básicamente mi vocación por la comunicación y la educación. Me encantan ambas cosas, y creo que las plataformas digitales ofrecen grandes posibilidades en este sentido.

¿Consumes habitualmente contenido digital? ¿De qué tipo?

Como creador de contenido divulgativo, apenas consumo del tipo del que yo hago, que es divulgación histórica, si bien es cierto que si lo hago con otras temáticas, como por ejemplo la astrofísica, que me interesa mucho, a pesar de ser una persona de letras puras.

¿Cuáles son algunas ventajas y desventajas de desarrollar un trabajo online?

Pues siempre suelo decir lo mismo ante esta pregunta: lo mejor de desarrollar un trabajo online es que te permite llegar a un número de personas y lugares que de otra forma sería imposible llegar. Sin embargo, la presencia en plataformas online y redes sociales es un arma de doble filo, ya que te expone ante el mundo de una forma también masiva.

¿Se puede vivir exclusivamente de crear contenido digital?

Si has tenido la suerte de estar en el lugar correcto en el momento correcto, claro que sí. En mi campo, que es la divulgación histórica, cada vez es más difícil por las propias limitaciones que plantean plataformas como Youtube. Si es cierto que crear contenido digital puede convertirse en una opción muy válida para sacarte un sobresueldo que complemente el de tu trabajo principal, que en mi caso, es la docencia.

¿En qué proyectos estás trabajando ahora mismo?

Pues ahora mismo estoy desarrollando una serie de video resúmenes orientados al repaso del temario oficial de Historia de España, asignatura que entra dentro de los exámenes EBAU. Un examen que marca un punto clave en la vida de cualquier estudiante de nuestro país. Ah, y también estoy esbozando ya las primeras páginas de mi segundo libro, el cual saldrá a finales de este año 2022.

¿Cuál es el lado negativo de tener una presencia online?

Quizás lo que he comentado antes… la gran exposición pública que tienes, especialmente cuando creces mucho en tus redes sociales. La visibilidad que alcanzas también lleva aparejado que haya cada vez más personas dispuestas a criticar tu trabajo o, directamente, atacarte a ti personalmente porque no le gusta lo que haces o dices. Evidentemente, la crítica constructiva siempre es bienvenida porque te ayuda a crecer personal y profesionalmente, pero muchas veces estas distan mucho de serlo, buscando solo hacer daño y destruir.

¿Has recibido hate en las redes? ¿Qué consejos tienes para manejar estas situaciones incómodas?

Si, y más teniendo un canal relacionado con la historia. Tristemente en los últimos tiempos mi  disciplina se ha convertido en un arma arrojadiza en muchos aspectos, especialmente en la política. Y como resulta lógico, en algunos vídeos que he tratado temas que tienen relación con ella, sí que he recibido bastante hate, como por ejemplo en el que explicaba los rasgos del fascismo.

Pues básicamente, cuando un comentario sea de este tipo, ignorarlo. Yo al principio intentaba debatir y hacer ver a esa persona que quizás estaba equivocada. Sin embargo, con el tiempo te das cuenta que su intención es destruir, restar… y por eso no merece la pena invertir energía en ello. No vas a llegar a nada bueno. Lo dicho, ignora y serás más feliz.

¿Qué te gustaría que supiera la gente sobre tu trabajo?

Pues que lleva un esfuerzo y unas horas que muchas veces no se ven y no se valoran. La gente observa el producto final, que es el vídeo, pero en ocasiones, no se da cuenta que el proceso que lleva a materializarlo, tiene detrás 20-30-40 horas (incluso más) de arduo trabajo de documentación, guionización, grabación, edición, promoción…

Artículos recomendados