Aprendí de la peor forma posible que la mayoría de las cosas están fuera de nuestro control, pero bastaba saber enfocarse correctamente en esas pocas cosas que sí puedes controlar. Y esas pocas cosas, suelen ser el Todo. Me volví un autodidacta y comencé a absorber el conocimiento de los que consideraba los mejores en su campo en temática de Finanzas, gestión emocional, ventas, etc… Y eso es lo que trato de compartir.

Canal de Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCxT0kYjkdbYh0_JATjdHi-Q


¿Puedes tomar el control absoluto de tu vida? Solo hay que simplificar.

Cuando se habla de tomar el control de tu vida o controlar tu destino, es inevitable que, a estas alturas, muchos piensen que se trata de charlatanería, pero lo único cierto es que hay diferentes áreas de nuestra vida que debemos dominar sí o sí.

Estas áreas funcionan a modo de pilares que sujetan la estabilidad de nuestra vida. Si falla un solo pilar, todo se derrumba.

El control de las emociones es el área que más descuidan la mayoría de las personas. No importa lo que consigas en la vida si no eres capaz de mantener a raya tus emociones, siendo tú el que tomas el control de ellas y no al revés.

Por mucho dinero que logres en la vida, por mucho éxito que tengas, si no controlas tus emociones, podrías tirar tu vida por la borda, como es el ejemplo de innumerables actores o estrellas de la música.

Debemos recordar que el éxito se da cuando consigues lo que deseas, pero la felicidad es poder disfrutar de todo lo conseguido.

El área financiera es probablemente la segunda más olvidada. Vivimos en una época donde el dinero es necesario. De hecho, siempre ha sido necesario (incluso antes de la propia existencia del dinero como tal). Por eso es indispensable tener los conocimientos necesarios para gestionar correctamente el dinero, teniendo una educación financiera sólida.

Claro que en muchos casos, convertimos el dinero en algo emocional. Si bien esto es un error difícil de evitar, esto nos llevaría al primer punto: “si no podemos evitar que el dinero se convierta en algo emocional, vamos a tratar de controlar las emociones”.

No obstante, a partir de cierta cantidad de dinero, no influye ni en nuestro estado anímico ni en nuestra calidad de vida real, pero la carencia de dinero, sí que puede ocasionarte problemas.

El resto de áreas serían el dominio físico (si te falla la salud, no podrás disfrutar de nada), el dominio del tiempo (es de las pocas cosas que una vez se van, no hay forma de recuperar), y por último, el dominio de las relaciones.

Relaciones en todos los sentidos (familiares, amistosas y amorosas). Son muchos los estudios que ya han demostrado que parte del secreto de la felicidad y la longevidad se encuentra en la calidad de las relaciones que formamos.

Una persona que ama vive mejor, una persona que ama y es amada vive más. Y esta es otra área difícil de dominar, ya que el cerebro del ser humano es bastante traicionero y suele tener tendencia a rodearse de las personas que menos le conviene. Este problema se multiplica cuando hablamos de relaciones sentimentales.

Y dicho así, nos puede abrumar la gran cantidad de áreas que se deben dominar, pero lo cierto es que es mucho más sencillo de lo que podemos llegar a imaginar, sobre todo cuando comprendes que el secreto se encuentra en simplificar al máximo la vida. En realidad, la vida es simple, pero tendemos a complicarla. Y esto se aplica tanto en el área financiera como en la gestión de las emociones y relaciones.

Cuando aprendes a simplificar y adquieres unos principios y valores sólidos, todo comienza a fluir mucho mejor.

Artículos recomendados